//5 consejos para cuidar tu heladera
5 consejos para cuidar tu heladera

5 consejos para cuidar tu heladera

Expertos aseguran que la vida útil de este tipo de electrodomésticos ronda entre los 10 y 16 años. Para asegurar su durabilidad y correcto funcionamiento acá te damos 5 consejos para cuidar tu heladera y además te damos algunos tips de limpieza útiles. 😉

Consejos para cuidar tu heladera

consejos para cuidar tu heladera

1. Ubicala correctamente

La ubicación de la heladera es muy importante para su correcto desempeño. Para ello recomendamos que dejes un espacio de unos 20 centímetros entre la pared y la misma. Además fíjate que la misma se encuentre nivelada y que la puerta cierre bien. De lo contrario podes dañar los motores y comprometer su funcionamiento.

Esto es fundamental para que el condensador se refrigere de manera eficiente. Además es muy importante que el mismo se encuentre limpio, para ello te recomendamos lo siguiente:

  • Dos veces al año, desenchufá tu heladera y limpiá el condensador con la aspiradora.

2. Ojo con la temperatura

La temperatura ideal de una heladera ronda los 4 o 5 grados centígrados.

Para que se mantenga correctamente la temperatura te recomendamos lo siguiente:

  • No metas comida caliente dentro de la heladera, para que no la fuerces a trabajar y enfriar más rápido de lo recomendado. Dejá que los alimentos se enfríen de forma natural a fuera y luego guardalos en la heladera.

Otro consejo para cuidar tu heladera que podes hacer es dejar espacio entre los alimentos y la pared de la misma para que el aire circule correctamente por todas las zonas.

3. ¿Cuándo descongelar la heladera?

Las paredes pueden tener como máximo hasta un centímetro de hielo en las paredes. Cuando estén llegando a este límite te recomendamos que la descongeles y limpies. Si no lo hacés, el motor deberá trabajar más y con ello vas a gastar mayor energía, por lo que no podes dejar de lado este punto.

Lo anterior aplica para las heladeras cíclicas, las heladeras “No Frost” evitan la formación de escarcha. Si querés saber más sobre este tipo de enfriamiento te recomendamos que leas el siguiente artículo:¿Qué es una heladera No Frost?

4. Las puertas también se deben cuidar

Es importante no abrir las puertas más de lo necesario, para que se pueda mantener el nivel de frio de tu heladera. Puede parecer obvio, pero es útil que pienses que es lo que vas a cocinar antes de abrir la heladera y que no te demores un largo tiempo viendo qué cocinar.

También es fundamental mantener limpia y cuidar la goma que recubre la puerta, para que el frio no escape. Recomendamos que limpies las gomas dos veces al año y que revises que las mismas no se despeguen ni estén dañadas para que la heladera cierre herméticamente.

5. Dejar siempre algo dentro de la heladera

Recordá que siempre que la heladera este enchufada hay que dejar algo adentro, por más que no vayas a estar en tu casa, dejá aunque sea una botella de agua. Esto se debe a que las heladeras necesitan tener algo adentro para mantener las bajas temperaturas.

Además de estos 5 consejos, acá te dejamos algunas recomendaciones para limpiar tu heladera:

  • Siempre que vayas a limpiar tu heladera es fundamental que la desenchufes.
  • Cuando la descongeles, vaciala por completo y aprovecha para echarle un vistazo a los alimentos y ver que no se encuentren vencidos.
  • Sacá cada uno de los compartimientos y cajones y lavalos con agua y jabón. Luego dejalos secar y cuando esté lista la heladera colocalos nuevamente.
  • No utilizar productos tóxicos como por ejemplo: amoníacos, productos abrasivos.
  • Podes usar productos de limpieza específicos o productos naturales como bicarbonato de sodio, vinagre y agua tibia.
  • Si tu heladera tiene mal olor, podes dejar dos pocillos, uno con café y otro con jugo de limón, y pronto se irá.

Esperamos haber sido de ayuda con estos consejos para cuidar tu heladera y, si estás pensando en cambiar tu equipo, en MuyShopper podes comparar precios de más de 90 tiendas en un solo lugar y encontrar los mejores precios de heladeras todo el año.

¡Hasta la próxima!